¿Qué es una nota de credito?

¿Qué es una nota de credito?

Las notas de crédito son documentos tributarios válidos para el SII y son emitidos por contribuyeres afectos al Impuesto al Valor Agregado, sean vendedores o prestadores de servicios.

factura electronica, factura exenta, boleta electronica y mas documentos explicados en nuestros manuales

Nuestros Manuales Ejecutivos Tributarios explican las características de este y otros documentos según lo establecido por la ley, así como abordan distintos temas del área. Aprovecha de conocer y adquirir una copia en formato físico o digital.

Nuestros Manuales Ejecutivos Tributarios explican las características de este y otros documentos según lo establecido por la ley, así como abordan distintos temas del área. Aprovecha de conocer y adquirir una copia en formato físico o digital.

factura electronica, factura exenta, boleta electronica y mas documentos explicados en nuestros manuales

 

 

Las notas de crédito tienen por finalidad

Registrar un descuento o bonificación de una factura emitida.
Registrar una devolución de mercadería o resciliación de contrato.
Corregir errores en la emisión de la factura.
Corregir errores en los montos declarados en la factura.

Por ejemplo: cuando un vendedor emite una factura a un cliente y se detecta con posterioridad a la emisión un error, donde el valor de la factura es mayor a lo que acordaron entonces el vendedor emite una nota de crédito, corrigiendo el error en los valores.

 

Las notas de crédito son muy importantes porque anulan el efecto tributario de una factura. Sin embargo, anular el efecto tributario no hace desaparecer la factura. Esto se debe a que todos los movimientos que realice una empresa deben estar documentados a través de sus números de folios.

La factura que debe ser anulada tiene su propio número, de la misma forma que lo tiene la nota de crédito. Entonces, la factura errónea se mantiene contabilizada en vez de ser eliminada, se corrige con la nota de crédito y se crea un nuevo documento con el monto apropiado en el caso que corresponda.

De esa manera se respeta el flujo de movimientos y se mantiene claro el comportamiento de las transacciones.

 

Finalmente, señalar que no existe un plazo para emitir una nota de crédito. Sin embargo, en el caso de la emisión de una nota de crédito por devoción de mercadería o resciliación de contrato, existe un efecto si es emitida antes o después de 3 meses.

Si se emite antes de tres meses, contados desde la emisión de la factura, podrá rebajarse la nota de crédito del IVA debito fiscal.
Si se emite después de tres meses, contados desde la emisión de la factura, no podrá rebajarse la nota de crédito del IVA débito, teniendo este caso dos opciones.

1.- Dejarlo como IVA irrecuperable, siendo gasto necesario para producir la renta.

2.- Solicitar su devolución mediante petición administrativa. (Formulario n° 2117)

 

 

Registrando una nota de crédito en el Sistema de Contabilidad Edig

 

El Sistema de Contabilidad Edig es capaz de crear notas de crédito desde el módulo de Documentos Nominativos. Es importante recordar que debe existir registros de los tipos de documentos para que sean utilizados aquí.

como crear una nota de credito en Sistema Contable Edig

  1. Identificar el tipo de movimiento contable. En este caso seleccionamos una venta normal.
  2. Identificar el tipo de documento. Independiente del código en el Sistema, es importante que corresponda a una Nota de Crédito.
  3. El Sistema presentará una pestaña llamada “Asociación de Documentos”. En ella se permite seleccionar la factura la cual va a ser reducida o anulada.
  4. Se ingresa el tipo de documento, el número de documento de la factura (por ejemplo, si se va a anular la factura N° 1 entonces se escoge el documento N° 1) y el monto a regularizar.
  5. Se hace click en el botón “Agregar” o bien se presiona la tecla “Enter”.

 

Registrando una nota de crédito en el Sistema de Facturación Electrónica Edig

Por su parte, el Sistema de Facturación Electrónica es capaz de generar notas de crédito para aquellas facturas afectas y facturas exentas que ya hayan sido generadas con anterioridad.

como crear una nota de credito en Sistema Facturacion Electronica Edig

  1. Se selecciona al cliente que corresponda. Se puede hacer ingresando su RUT o a través del buscador de clientes.
  2. Se selecciona la factura que debe ser anulada.
  3. Se localiza el folio de la factura exenta con el botón verde. También se puede buscar el folio de la factura con la opción “Buscar”.
  4. Se digita toda la información de la factura.
  5. Se accede al cuadro de Referencias para llenar información relacionada a la factura.
  6. Opcionalmente, el cuadro Tributario permite visualizar la factura antes de que sea guardada.
  7. Con todo en orden, la opción Grabar generará la nota de crédito.

 

declaraciones de impuestos anuales renta 2020

Descubre más acerca de este y otros temas tributarios con nuestros Manuales Ejecutivos Tributarios

declaraciones de impuestos anuales renta 2020

Descubre más acerca de este y otros temas tributarios con nuestros Manuales Ejecutivos Tributarios

Rentas de profesionales y ocupación lucrativa

Rentas de profesionales y ocupación lucrativa

 

I.- INTRODUCCION A LAS RENTAS PROFESIONALES Y A LA OCUPACIÓN LUCRATIVA.

 

Las rentas de profesionales y la ocupación lucrativa son propias de los Profesionales y de las personas. En otras palabras, es propio que ejercen actividades u operaciones lucrativas de forma independiente. En ellos predomina el trabajo personal basado en el conocimiento de una ciencia, arte, oficio o técnica, por sobre el empleo de máquinas, herramientas, equipos u otros bienes de capital.

 

Adicionalmente en esta Categoría encontramos a las Sociedades de Profesionales, a los Directores de Sociedades Anónimas y a los Consejeros de estas empresas.

 

Desde el punto tributario, estas actividades son clasificadas como rentas de Segunda Categoría y tributan con el Impuesto Global Complementario.

 

Para los efectos de determinar la base imponible del Impuesto Global Complementario, pueden deducir de sus ingresos brutos, los gastos relacionados al desarrollo de la actividad. Dichos gastos pueden ser: presuntos correspondientes al 30% de sus ingresos brutos, con tope de 15 UTA, valor determinado al cierre del ejercicio, o bien, gastos efectivos los cuales deben estar acreditados con documentación fehaciente, debiendo llevar un libro timbrado de ingresos y gastos. Se excluyen a los Directores y Consejeros de Sociedades Anónimas, en la aplicación o rebaja de los gastos señalados.

Las rentas de profesionales y la ocupación lucrativa están señaladas en el libro Rentas de profesionales y ocupación lucrativa, redactado por nuestros expertos tributarios y está disponible en formato físico y en formato digital.

manual ejecutivo tributario rentas profesionales y ocupación lucrativa
manual ejecutivo tributario rentas profesionales y ocupación lucrativa

Las rentas de profesionales y la ocupación lucrativa están señaladas en el libro Rentas de profesionales y ocupación lucrativa, redactado por nuestros expertos tributarios y está disponible en formato físico y en formato digital.

 

Para realizar el trámite de Inicio de Actividades, se consideran las siguientes modalidades:

Por Internet, para lo cual debe ingresar al sitio web del SII, menú Registro de Contribuyentes, opción Inicio de Actividades.
Por Formulario 4415, Inscripción al Rol Único Tributario y/o Declaración de Inicio de Actividades, en la Oficina del Servicio de Impuestos Internos correspondiente al domicilio del contribuyente.

 

Luego de presentar el Inicio de Actividades, los contribuyentes requieren autorizar los documentos y registros, trámite que dispone de las siguientes modalidades:

Por Internet, para lo cual debe ingresar al sitio web del SII, menú: Boletas de Honorarios Electrónica, opción Emitir boleta de honorario por contribuyente, desde la cual se puede emitir, llenando en pantalla los datos requeridos para el documento y su posterior emisión. Esta modalidad electrónica reemplaza los talonarios manuales de boletas de honorarios, eliminando además el timbraje manual en las Unidades del SII, puesto que electrónicamente le entrega el folio y timbre del documento electrónico.
Por Formulario 3230, de timbraje de documentos y registros. Mediante esta modalidad el contribuyente requiere mandar a confeccionar a una imprenta las Boletas de Honorarios que requiere autorizar, llenar el formulario y presentarlo en la Oficina del SII del domicilio del contribuyente, con los antecedentes que se requieren para el timbraje.

 

 

II.- CONTRIBUYENTES DE LA SEGUNDA CATEGORÍA

 

1.-Texto del N° 2 del artículo 42, Ley de la Renta.

 

“ARTÍCULO 42.-

Se aplicará, calculará y cobrará un impuesto en conformidad a lo dispuesto en el artículo 43, sobre las siguientes rentas:

 

……
Ingresos provenientes del ejercicio de las profesiones liberales o de cualquiera otra profesión u ocupación lucrativa no comprendida en la primera categoría ni en el número anterior, incluyéndose los obtenidos por los auxiliares de la administración de justicia por los derechos que conforme a la ley obtienen del público, los obtenidos por los corredores que sean personas naturales y cuyas rentas provengan exclusivamente de su trabajo o actuación personal, sin que empleen capital, y los obtenidos por sociedades de profesionales que presten exclusivamente servicios o asesorías profesionales.

Para los efectos del inciso anterior se entenderá por “ocupación lucrativa” la actividad ejercida en forma independiente por personas naturales y en la cual predomine el trabajo personal basado en el conocimiento de una ciencia, arte, oficio o técnica por sobre el empleo de maquinarias, herramientas, equipos u otros bienes de capital.

 

Sin perjuicio de lo dispuesto en los incisos anteriores, las sociedades de profesionales que presten exclusivamente servicios o asesorías profesionales, podrán optar por declarar sus rentas de acuerdo con las normas de la primera categoría, sujetándose a sus disposiciones para todos los efectos de esta ley. El ejercicio de la opción deberá practicarse dentro de los tres primeros meses del año comercial respectivo, presentando una declaración al Servicio de Impuestos Internos en dicho plazo, acogiéndose al citado régimen tributario, el cual regirá a contar de ese mismo año. Para los efectos de la determinación en el primer ejercicio de los pagos provisionales mensuales a que se refiere la letra a) del artículo 84, se aplicará por el ejercicio completo, el porcentaje que resulte de la relación entre los ingresos brutos percibidos o devengados en el año comercial anterior y el impuesto de primera categoría que hubiere correspondido declarar, sin considerar el reajuste del artículo 72, pudiéndose dar de abono a estos pagos provisionales las retenciones o pagos provisionales efectuados en dicho ejercicio por los mismos ingresos en virtud de lo dispuesto en el artículo 74, número 2º y 84, letra b), aplicándose al efecto la misma modalidad de imputación que señala el inciso primero del artículo 88. Los contribuyentes que optaren por declarar de acuerdo con las normas de la primera categoría, no podrán volver al sistema de tributación de la segunda categoría. (1)

 

En ningún caso quedarán comprendidas en este número las rentas de sociedades de profesionales que exploten establecimientos tales como clínicas, maternidades, laboratorios u otros análogos, ni de las que desarrollen algunas de las actividades clasificadas en el artículo 20.”.

 

NOTA

(1) En el Art. 42, Nº 2º, se intercaló este nuevo inciso tercero, pasando a ser cuarto el anterior inciso tercero, por el Art. 1º, Nº 6, de la Ley 18.682 (D.O. de 31 de diciembre de 1987). VIGENCIA: Lo dispuesto en el nuevo inciso tercero empezará a regir a contar del Año Tributario 1988, según señala el Art. 10, párrafo A), letra a) de la Ley 18.682, citada.

 

 

A.- CONTRIBUYENTES SEGUNDA CATEGORÍA ARTÍCULO 42º Nº 2 LEY DE LA RENTA

 

Las normas e instrucciones de esta Categoría de Contribuyentes están en Circular N° 21, de 1991.

 

Los contribuyentes de la Segunda Categoría a que se refiere el artículo 42º Nº 2 Ley sobre Impuesto a la Renta, en general son aquellos que obtienen rentas del trabajo en forma independiente, es decir, sin un vínculo de dependencia con un empleador y pueden agruparse bajo la siguiente clasificación:

1.- PROFESIONALES INDEPENDIENTES.

 

Se encuentran clasificados en la Segunda Categoría las rentas (honorarios) percibidas por los profesionales, en el desempeño libre e independiente de sus respectivas especialidades. Por «profesional» debe entenderse la persona que tenga un título o esté habilitada para ejercer una actividad determinada, según las normas de cada actividad profesional.

 

No sólo se encuentran clasificadas en la Segunda Categoría las rentas obtenidas en el ejercicio de profesiones liberales, es decir, de aquellas cuyo título lo otorga alguna Universidad, sino que también aquellas obtenidas por personas que se encuentran en posesión de algún título otorgado por alguna otra entidad que los habilita para desarrollar alguna profesión, técnica u oficio.

 

Pueden señalarse los siguientes profesionales clasificados en la Segunda Categoría

  • Abogados
  • Agrónomos
  • Arquitectos
  • Arsenaleras
  • Auditores
  • Constructores
  • Contadores
  • Dentistas
  • Enfermeras
  • Ingenieros
  • Kinesiólogos
  • Matronas
  • Médicos
  • Dibujantes técnicos
  • Oculistas
  • Practicantes
  • Psicólogos
  • Mecánicos dentales
  • Prácticos agrícolas
  • Periodistas
  • Profesores

– Profesionales del ramo de peluquerías, podologistas, técnicos laborantes, técnicos profesionales no universitarios, asistentes sociales, etc.

 

1.1.- Requisitos que deben cumplirse.

 

Es requisito esencial para quedar clasificado como contribuyente de la Segunda Categoría, del Artículo 42º, Nº 2, que el profesional ejerza su actividad en forma personal e independiente, es decir sin estar sujeto a dependencia o subordinación.

 

En su calidad de rentas del trabajo, el factor preponderante en la obtención de los ingresos de los profesionales debe ser el esfuerzo físico o intelectual por sobre el empleo del capital. Al efecto, se aclara que para determinar dicha preponderancia no deben ser considerados los muebles y útiles, instalaciones, maquinarias y equipos inherentes al ejercicio de la respectiva actividad profesional.

 

Tampoco obsta para que las rentas de un profesional se clasifiquen en la Segunda Categoría el que contrate a personal auxiliar o incluso a otros profesionales de su misma especialidad o de otra afín o complementaria, siempre y cuando en definitiva sus ingresos los obtenga aplicando los conocimientos que caracterizan su respectiva profesión. Por el contrario, si los ingresos que obtienen no provienen del ejercicio de su propia profesión sino que del trabajo desarrollado por las personas o profesionales que contrate, dichas rentas quedarán clasificadas en la Primera Categoría ya que en tal caso estaría actuando como un mero intermediario o empresario.

 

1.2.- Rentas obtenidas por un médico que explota un laboratorio clínico.

 

Se clasifican en la Segunda Categoría las rentas obtenidas por un médico que explota un laboratorio clínico que le pertenezca exclusivamente a él, ya que en tal caso, el profesional está ejerciendo en forma individual su profesión de médico y no el comercio.

 

La exigencia de que el laboratorio deba ser atendido personalmente por el médico es, naturalmente, sin perjuicio de que pueda contar con personal auxiliar, tales como secretarias, personal de servicios menores, o incluso otros profesionales, al igual que los demás profesionales que ejercen independientemente su profesión.

 

1.3.- Oficio N° 1185, DE 30.04.2019

 

Sobre procedencia de deducir como gasto necesario para producir la renta de desembolsos efectuados en pago de estudios de perfeccionamiento profesional incurridos por un contribuyente de la Segunda Categoría.

 

ANTECEDENTES.

 

Señala que se ha consultado ante esa Dirección Regional, acerca de la procedencia de deducir como gasto necesario aquellos desembolsos incurridos por el contribuyente, por estudios de perfeccionamiento profesional, en su caso, la especialidad de Cirugía Maxilofacial, que solventa por medio de ahorros propios.

 

Agrega que el contribuyente -de profesión cirujano dentista- manifestó que se encuentra trabajando en un establecimiento de salud privado sin contrato de trabajo a plazo fijo o indefinido firmado, al cual le emite mensualmente Boleta de Honorarios.

 

Luego del análisis de las disposiciones tributarias de la Ley sobre Impuesto a la Renta (LIR), aplicables a los contribuyentes del N° 2 del artículo 42 de dicho texto legal, esa Dirección Regional, en consideración a lo que establece el artículo 50 de la LIR en concordancia con lo dispuesto por el artículo 31, señala que no se advierte en la enumeración de gastos aceptados contenida en este último artículo, una mención expresa a gastos de educación que permitan establecer a primera fuente que tales gastos serían aceptados.

 

Conforme a lo señalado consulta acerca de la procedencia de rebajar como gasto aquellos desembolsos incurridos en el año para efectos de estudios o cursos de especialización relacionados con la profesión principal de un contribuyente persona natural domiciliado o residente en el país, en el entendido que éste sea contribuyente de Impuesto Global Complementario y opte por declarar gastos efectivos.

 

II.- ANÁLISIS.

 

Conforme a lo establecido en el inciso primero del artículo 50 de la LIR, los contribuyentes señalados en el número 2 del artículo 42 deberán declarar la renta efectiva proveniente del ejercicio de sus profesiones u ocupaciones lucrativas, y, para la deducción de los gastos les serán aplicables las normas que rigen en esta materia respecto de la Primera Categoría, en cuanto fueren pertinentes. Lo anterior sin perjuicio de lo que señala el inciso final de este artículo respecto a que tales contribuyentes que ejerzan su profesión u ocupación en forma individual, podrán declarar sus rentas sólo a base de los ingresos brutos, sin considerar los gastos efectivos, en cuyo caso tendrán derecho a rebajar a título de gastos necesarios para producir la renta, un 30% de los ingresos brutos anuales.

 

Sobre el particular cabe señalar que, en relación con la tributación de los contribuyentes del artículo 42 N° 2, el Servicio impartió sus instrucciones a través de la Circular N° 21 de 1991, las cuales en lo que se refiere a los desembolsos que señala en su consulta, expresamente indican lo siguiente:

 

Gastos por concepto de cursos de capacitación perfeccionamiento u otros:

Las sumas desembolsadas en pago del valor de cursos de entrenamiento, perfeccionamiento, capacitación o especialización profesional, serán aceptadas como gastos siempre y cuando sea posible de calificarlos como necesarios para producir la renta. Para ello, es menester que la asistencia a dichos cursos se relacione directamente con la actividad profesional respectiva; que propendan a una mayor rentabilidad de la actividad profesional o sociedad de profesionales que incurra en los citados gastos.
Sin perjuicio de lo anterior, dichos gastos deberán ser acreditados fehacientemente, con la documentación que certifique tanto el valor del curso como la efectiva asistencia y participación del profesional.”

 

Ahora bien, las instituciones que imparten el programa de especialización profesional al que se refiere su consulta señalan al respecto lo siguiente: “El Programa de post grado de Cirugía Bucal y Maxilofacial, pone énfasis en la actualización de nuestra realidad nacional a estándares internacionales dando un mayor soporte, conocimiento, espectro de acción y auto sustentación en el tiempo a la especialidad con un fuerte énfasis en la formación médico quirúrgica. Esta combinación de conocimientos en una formación conjunta por parte de las facultades de odontología y medicina, permitirá la formación de un Cirujano Bucal y Maxilofacial respaldado por un currículum de excelencia, que le hará posible insertarse en la realidad internacional con herramientas que le den una concepción competitiva y fundada en una coherencia formativa.”

 

De acuerdo con lo señalado, aparece claro que los desembolsos en que incurre el cirujano dentista, al que se refiere su consulta, por la asistencia a un curso de cirugía maxilofacial, se relacionan directamente con su actividad profesional y en tanto corresponden a un nivel de especialización de la misma, naturalmente debe concluirse que propenden a la obtención de una mayor rentabilidad en su desempeño profesional.

 

De lo dicho se sigue que tales desembolsos constituyen un gasto tributario aceptado en la determinación de la renta efectiva de dicho profesional, en la medida que dichos gastos sean acreditados fehacientemente con la documentación que certifique tanto el valor del curso como la efectiva asistencia y participación del profesional.

 

III.- CONCLUSIÓN.

 

Los desembolsos en que incurre un cirujano dentista, por la asistencia a un curso de cirugía maxilofacial, se relacionan directamente con su actividad profesional y en tanto corresponden a un nivel de especialización de la misma y propenden a la obtención de una mayor rentabilidad en su desempeño profesional, constituyen un gasto tributario aceptado en la determinación de la renta efectiva de dicho profesional, en la medida que dichos gastos sean acreditados fehacientemente con la documentación que certifique tanto el valor del curso como la efectiva asistencia y participación del profesional.

manual ejecutivo tributario rentas profesionales y ocupación lucrativa

Aprende más de las rentas profesionales y la ocupación lucrativa con nuestro Manual Ejecutivo Tributario

manual ejecutivo tributario rentas profesionales y ocupación lucrativa

Aprende más de las rentas profesionales y la ocupación lucrativa con nuestro Manual Ejecutivo Tributario

¿De qué se trata el finiquito de trabajo en Chile?

¿De qué se trata el finiquito de trabajo en Chile?

El finiquito laboral está contenido en el libro Finiquito Laboral redactado por nuestros expertos laborales y está disponible en formato físico y en formato digital. Consulta también por nuestros sistemas y servicios de remuneraciones para optimizar tu trabajo.

El término de una etapa laboral viene de la mano con el finiquito, documento que pacta el trabajador con el empleador ante un Ministro de Fe para dar por finalizado el vínculo profesional y donde la empresa debe responder con una indemnización.

La Dirección del Trabajo (DT) lo define como “Un acto por el cual un trabajador y un empleador ratifican o aprueban ante un Ministro de Fe el término de la relación laboral y su acuerdo con lo estipulado en un documento escrito denominado finiquito”.

En este instrumento se debe especificar:

  • La causal del despido.
  • Los acuerdos mutuos de plazos.
  • Indemnizaciones, como las vacaciones proporcionales, años de servicio, indemnización sustitutiva del aviso previo u otros montos que el empleador deba pagar.
  • La cifra que pagará el empleador al trabajador y la acreditación de que las cotizaciones (Isapre, Fonasa, AFP y AFC) están al día con sus pagos.

Vale mencionar que este documento no es obligatorio para casos donde los contratos tengan una duración de 30 días o menos.

 

 

¿Qué dice el Código del Trabajo sobre el finiquito?

 

El artículo 177 establece que el finiquito, la renuncia y el mutuo acuerdo deben ser elaborados por escrito.

De acuerdo a lo que especifica la ley, el finiquito que no fuere firmado por el interesado y por el presidente del sindicado o el delegado sindical respectivos, o que no fuere ratificado por el trabajador ante el inspector del trabajo, no podrá ser invocado por el empleador.

 

 

Plazos de entrega

 

El pago del finiquito debe ser otorgado por el empleador y puesto a disposición del trabajador en un periodo de diez días hábiles a contar de la separación del trabajador. Además, las partes podrán acordar el pago en cuotas de conformidad con los artículos 63 bis y 169.

En el caso donde el empleador demore más del tiempo indicado, el trabajador podrá dirigirse a la DT para respaldar la situación y dejar un reclamo.

También podrá acudir a los Tribunales de Justicia, salvo que el mondo adeudado no supere los 10 Ingresos Mínimos Mensuales (IMM). De ser así, el trabajador debe ir anticipadamente a la Inspección del Trabajo.

 

 

Ministro de fe

 

Su rol tiene que ver con dejar constancia de la fecha en que se rarifica el finiquito, de la identificación de las partes que lo suscriben, de los haberes que se pagan y que las cotizaciones previsionales por el periodo trabajado se encuentren pagadas, especifica la DT.

Asimismo podrán actuar como Ministro de fe:

  • Notario público de la localidad
  • Oficial del registro civil de la respectiva comuna (o sección de comuna)
  • Secretario municipal correspondiente

 

 

Requisitos del finiquito

 

Una vez terminada la relación laboral, se debe cumplir con algunos requisitos como:

  • Ser por escrito
  • Dejar constancia de que se le han exhibido los certificados que acrediten el pago de las cotizaciones previsionales, por los organismos competentes o con las copias de las respectivas planillas de pago.
  • Dejar constancia de que el finiquito no producirá el efecto de poner término al contrato, si el empleador no ha efectuado el integro de las cotizaciones previsionales.
  • Ser firmado por el trabajador ante el presidente del sindicato o el delegado del personal o sindical. También puede ser ratificado ante un ministro de fe. Para estos efectos revisten tal carácter:
  1. Inspector del Trabajo
  2. Notario Público
  3. Oficial del Registro Civil
  4. Secretario Municipal

 

En cuanto a la obligación de ratificar el finiquito ante un ministro de fe, la Dirección del Trabajo ha precisado que el rol de dicho ministro se remite a que éste al momento de ratificar el instrumento, deberá estampar en el mismo la expresión “ratificar” o cualesquiera otra que denote la aprobación del trabajador respecto del contenido del referido instrumento.

Ordinario Nº 7.108/336, de 1º.12.94.

No cumplimiento: “No cumple con el requisito del art. 177 del Código del Trabajo el finiquito en que la firma del trabajador aparece firmada ante notario, pero sin indicar que lo suscribió o autorizó en su presencia”, indica la Corte de Apelaciones de Santiago, 7.03.95, Rol Nº 108-95.

 

 

¿Puede el finiquito laboral ser firmado por otra persona que no sea el empleador?

 

Sí. También puede ser firmado por un representante que delegue el empleador. La persona a cargo deberá contar con un poder simple y con facultades para suscribir finiquitos, reconocer y extinguir obligaciones, como también fijar plazos de pago.

 

 

Indemnizaciones del finiquito

 

Si bien dependerá de la causal de despido de cada situación particular, el instrumento debe considerar lo siguiente:

  1. Indemnización sustitutiva del aviso previo.
  2. Remuneraciones pendientes.
  3. Vacaciones proporcionales.
  4. Indemnización por cada año de servicio.

 

 

 

Término de contrato y causales

 

Las causales legales se encuentran en los artículos 159, 160 y 161 del Código del Trabajo. A continuación te contamos de qué se tratan.

 

 

Art. 159

 

Son 6 causales que no contemplan indemnizaciones por año de servicio.

Mutuo acuerdo de las partes

Debe ser por escrito y ser ratificado por el trabajador ante un ministro de fe.

Renuncia del trabajador

Debe dar aviso al empleador con 30 días de anticipación. Además debe ser por escrito y ratificado por el trabajador ante un ministro de fe.

Vencimiento del plazo convenido en casos de contratos a plazo fijo

Este contrato no debe exceder el año, pero en casos de gerencias y personas con títulos profesionales, el plazo podría extenderse en un año más. También y según especifica la DT: “El trabajador que hubiere prestado servicios discontinuos en virtud de más de dos contratos a plazo, durante doce meses o más en un periodo de quince meses, contados desde la primera contratación, se presumirá legalmente que ha sido contratado por una duración definida”.

Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato

Como por ejemplo, los contratos por obra o faena.

A estas causales también se le suma el caso fortuito o de fuerza mayor y la muerte del trabajador.

 

 

Art. 160

 

Son 7 causales legales que no contemplan indemnizaciones por año de servicio.

  1. Falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones, como por ejemplo las injurias.
  2. Conductas de acoso sexual, acoso laboral.
  3. Conducta inmoral del trabajador que afecte a la empresa donde se desempeña.
  4. Abandono del trabajo por parte del trabajador, como la salida injustificada durante las horas de trabajo y la negativa a trabajar sin causa justificada.
  5. Actos, omisiones o imprudencias temerarias que afectan a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de estos.
  6. Perjuicio material causado intencionalmente en las instalaciones, maquinarias, herramientas, útiles de trabajo, productos o mercaderías.
  7. Incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato.

 

 

Art. 161

 

La DT establece dos causales de despido: por necesidades de la empresa o por desahucio. A diferencia de los dos artículos anteriores, estas causales sí conceden derecho a la indemnización por años de servicio.

También el empleador tiene la obligación de anticipar el despido con 30 días de anticipación y en caso de que no ocurra, se paga una indemnización sustitutiva de aviso previo.

 

0
    0
    Tu carrito
    tu carro esta vacío Regresa a la tienda