¿Sabías que la ley obliga a todas las empresas que generen rentas tributables a pagar impuesto? y la forma en que paguen sus impuestos dependerá del régimen tributario en el que se encuentren.

Las dos alternativas del régimen tributario

Antes de comenzar, debes tener en cuenta que cada régimen cumple una función diferente y dependerá del tipo de empresa que tenga el contribuyente.

Renta atribuida: es un sistema general de tributación, en donde los dueños, socios, accionistas o comuneros de las empresas deberán tributar por la totalidad de las rentas generadas por la empresa, sociedad o comunidad.

Esta modalidad además de pagar el Impuesto de Primera Categoría con una tasa del 25%, permite que los contribuyentes utilicen la totalidad del valor pagado en primera categoría como crédito contra los impuestos finales.

  • Este régimen tributario es recomendado si la empresa es pequeña pero necesita mayor liquidez.

Semi integrado: A diferencia de la renta atribuida, este sistema establece que los dueños, socios, accionistas  comuneros deben tributar sobre la base de los retiros y distribución de dividendos efectuados sobre las utilidades acumuladas en la empresa, sociedad o comunidad.

En este régimen la tasa Impuesto de Primera Categoría es un 27% y los contribuyentes pueden utilizar como crédito solo un 65% del impuesto de Primera Categoría contra los impuestos finales.

  • Se recomienda este régimen tributario en el caso de que la empresa tenga metas de inversiones de capital a largo plazo. De este modo las utilidades de dicha sociedad podrán quedar guardadas.

¿Quiénes pueden acogerse?

Pueden acogerse al Régimen de la Renta atribuida:

  • Empresas Individuales.
  • Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada.
  • Sociedades (a excepción de las sociedades en comandita por acciones) y comunidades, constituidas por naturales con domicilio o residencia en Chile y/o contribuyentes sin domicilio ni residencia en Chile.
  • Sociedades por Acciones (SPA) conformadas por personas naturales con domicilio o residencia en Chile, y/o contribuyentes sin domicilio ni residencia en Chile.

Existen sociedades que no pueden acogerse este sistema como es el caso de las sociedades anónimas, abiertas o cerradas. También las sociedades en comandita por acciones y las empresas del Estado que no tienen directa o indirecta tributación de impuestos finales.

 

Pueden acogerse al Régimen Semi Integrado todos los contribuyentes de Primera Categoría y es obligatorio para:

  • Sociedades anónimas abiertas o cerradas.
  • Sociedades en comandita por acciones.
  • Aquellos contribuyentes en los cuales al menos uno de sus propietarios, comuneros, socios o accionistas no sean personas naturales con domicilio o residencia en el país y/o contribuyentes sin domicilio ni residencia en Chile.

Cabe mencionar que existen casos de excepción, como aquellos que carecen de algún vínculo directo o indirecto con las personas que tengan la calidad de propietarios, comuneros, socios o accionistas. Hablamos de casos como las Corporaciones, Fundaciones y empresas en que el Estado tenga la totalidad de su propiedad.

 

En nuestra plataforma tributaria respondemos a todas tus consultas vía telefónica o por correo, además de otros beneficios. ¡Únete!