Hasta 70% descuento en Tienda Online

La auditoría: ¿Una necesidad u obligación?

Feb 15, 2021 | ARTL

¿Por qué es importante auditar un negocio independiente de su tamaño?

 

“No necesito auditorias, no tengo deudas y nadie me pide estados financieros auditados “o bien, “No tengo recursos para destinarlos a una auditoria”, “El año no ha estado bien para nuestro negocio, particularmente la pandemia y el estallido social nos afectó mucho.”

Son las respuestas que frecuentemente escuchamos de no pocos empresarios en nuestro País frente a la pregunta “por qué no auditar los estados financieros de sus empresas”.

Una auditoria representa una voz independiente respecto de las afirmaciones que hace una empresa sobre su posición económico-financiera.

Una auditoria de estados financieros adquiere mayor importancia particularmente cuando los negocios no han estado buenos y la empresa está pensando seriamente en acogerse a un proceso de reorganización o quiebra.

Demostrar que no fue una quiebra fraudulenta se torna más complejo cuando la empresa no ha sido objeto de auditoría externa a sus estados financieros.

Una auditoría externa permitiría establecer si es cierto, o no, lo que la administración de una empresa está diciendo mediante sus estados financieros en cuanto a lo que tiene o lo que debe o si los ingresos y los gastos lo son.

La historia de una empresa y su desempeño se puede leer a través de la contabilidad y sus estados financieros. Los números le hablan a quién sabe leerlos. Si la misma ha sido objeto de auditoria a sus estados financieros entonces le otorgará un mayor grado de confianza a quienes deban hacer uso de dicha información.

Si algo no está adecuadamente representado en la contabilidad y sus estados financieros, la auditoría lo podría identificar de forma tal que la entidad lo corrija; Información errónea puede conducir a evaluaciones y decisiones erróneas.

Sin duda que no es lo mismo que sean los auditores externos contratados por la propia empresa quienes detectan los casos de representaciones incorrectas y esta los corrija a que sea un tercero quien lo detecte; En este último caso, cuando el tercero las informa podría ser tarde el tomar acciones correctivas apoyando la gestión del negocio y debido a que la auditoria no se hizo por decisión propia, y es un tercero quien lo detecta, el riesgo reputacional y la confianza en la Administración están en serio peligro y, consecuentemente, también podría llegar a estarlo la continuidad de operaciones de la empresa.

 

nuestro servicio de auditoría ayuda a resolver la necesidad de verificar la contabilidad de tu empresa

 

Las Ventajas De Una Auditoría

 

Como ya se mencionó anteriormente, el contar con una opinión independiente sobre los estados financieros de una entidad fortalece la credibilidad de estos y además permite identificar y corregir desviaciones en la aplicación de las normas contables, así como también identificar representaciones materiales significativas como consecuencia de errores o irregularidades.

En este último aspecto, si bien no es el objetivo de la auditoria el detectar fraudes, el auditor habrá de aplicar ciertos procedimientos que tengan por objetivo mitigar el riesgo de representaciones incorrectas originadas como consecuencia de fraudes.

El solo hecho de contar con auditorias de estados financieros crea un ambiente de control que favorece el logro de objetivos por la vía de una mayor conciencia en la ejecución de las tareas, facilita la toma de decisiones al contar con información que tiene mayor grado de confiabilidad y le da una mayor tranquilidad a la gerencia, al directorio y a los propietarios.

 

¿Qué sería considerada una auditoría adecuada?

 

Teniendo en consideración que el objetivo de la auditoria a los estados financieros contables es contar con una opinión por parte de un tercero independiente, sobre la razonabilidad de dichos estados financieros y que los mismos estén exentos de representaciones incorrectas significativas, una auditoria adecuada es aquella que pone el foco y la atención en los riesgos de representaciones incorrectas significativas. En este punto se hace relevante que el auditor “entienda el negocio de la empresa objeto de auditoria y el entorno de control en el cual esta se desenvuelve.” (en la auditoria es también valida la expresión que ya por mucho tiempo aplican muchas entidades financieras “conozca a su cliente”) y “que los procedimientos que decida aplicar respondan a su entendimiento de los riesgos identificados”.

De lo anterior se desprende que debiera de existir un adecuado nivel de involucramiento de parte del auditor mas experimentado en el proceso de planificación del trabajo, ejecución del mismo y emisión del informe. Un proceso de control de calidad del trabajo de auditoria debiera de estar presente para asegurar que el trabajo cumple con las normas de auditoria.

Una auditoria debe cumplir con las normas de auditoria generalmente aceptadas, las cuales se refieren a cómo debe el auditor actuar en todas y cada una de las fases del proceso de auditoría, destacando entre ellas la declaración de independencia y el escepticismo profesional.

No son pocas las ocasiones en las cuales el auditor enfrenta dilemas de independencia, ya sea de mente como también económica. Esta última, la independencia económica, es hoy por hoy uno de los aspectos que no ha podido ser resuelto en su totalidad toda vez que el ente auditado es a su vez quien contrata y paga los honorarios del auditor.

Si bien hay medidas orientadas a mitigar este riesgo de falta de independencia económica (en nuestra legislación ninguna empresa cliente puede representar más del 15% de los ingresos totales que percibe la empresa auditora; otra norma establece que las empresas de auditoria deben ser sociedades, lo que en alguna medida viene también a crear un ambiente de control al existir más de un socio y también existe una norma que cada cierto tiempo vuelve a estar en la palestra, sobre rotación del equipo de auditoria, que establece que se debiera de rotar al menos cada 5 años al equipo a cargo de una auditoria) ninguna de estas medidas elimina el riesgo de falta de independencia económica y/o mental y representan solo medidas mitigantes del riesgo.

 

Recomendaciones de softwares o elementos de la plataforma informática como apoyo al proceso de datos.

 

La contabilidad como herramienta de apoyo a la gestión requiere de soportes informáticos, los que deben ser cuidadosamente seleccionados y teniendo presente los requerimientos de control e información de los distintos niveles de dirección dentro de una organización.

Hay en el mercado distintas opciones disponibles, incluyendo algunas gratuitas, como aquella que el Servicio de Impuestos Internos (SII) pone a disposición de los contribuyentes. Sin embargo, respecto de esta última, ha de tenerse en consideración que dicho sistema está orientado al cumplimiento tributario y no necesariamente a dar respuesta al objetivo de la contabilidad como herramienta de apoyo a la gestión de los negocios.

Algunos sistemas dentro del mercado están orientados a dar respuesta a los requerimientos de control e información y apoyo a la gestión de negocios.

Estos sistemas cuentan ya con bastante nivel de desarrollo y han asumido además el cumplimiento tributario, en particular con el concepto denominado “Corrección Monetaria”, derogado en Chile como norma contable al adoptarse las IFRS, norma contable la cual, sin embargo, sigue vigente para efectos tributarios por cuanto así lo dispone el artículo 41 de la ley de la renta.

Al respecto, cabe señalar que la condición que dio origen a esta normativa fue el alto nivel de inflación en nuestro país, el cual ya no está presente, por lo que mantener esta normativa vigente para efectos tributarios conlleva un mayor costo toda vez que tanto los inventarios de existencias como también los bienes del activo fijo deben seguir manteniéndose bajo un doble sistema de valorización y registro. En un cambio de nuestra legislación tributaria este debiera de ser uno de los aspectos a ser eliminados, lo que representaría un ahorro de tiempo y dinero para las empresas.

 

Impactos negativos que podrían ocurrir si no se audita un negocio

 

La falta de una mayor credibilidad sobre los estados financieros no auditados es el principal impacto negativo que se desprende de no contar con auditorias. Luego, cuando un administrador debe rendir cuenta de su gestión o bien para atraer inversionistas u obtener financiamiento, estos procesos siempre tienden a ser más complejos.

Por otra parte, si quien prepara la información es quien a su vez se revisa a si mismo (si es que lo llegase a hacer) no detectara errores que podrían por ejemplo resultar en:

  • Pagos duplicados
  • Ingresos de dinero no registrados o no registrados correctamente
  • Pagos de impuestos por montos incorrectos
  • Pagos de dividendos por montos incorrectos
  • Acceso a operaciones de financiamiento con información incorrecta que podría ser calificada como fraude.

 

Obligación de auditar una empresa en Chile

 

Salvo aquellas entidades reguladas y que por ley establecen la obligatoriedad de presentar estados financieros auditados, en Chile no es obligatorio el contar con estados financieros auditados.

Las entidades que deben contar con auditores externos requieren a su vez que los auditores externos estén a su vez bajo la supervigilancia de un ente regulador. En el caso de Chile es la CMF (Comisión para el Mercado Financiero, donde hoy hay 82 empresas de auditoría registradas para auditar compañías denominadas sociedades anónimas abiertas, las que por ley deben presentar estados financieros auditados por una empresa de auditoria registrada en la CMF) y en el caso de EEUU es la PCAOB (donde hoy hay 21 empresas de auditoría chilenas autorizadas para realizar trabajos en compañías que operan en el mercado público de Estados Unidos).

En general, los organismos reguladores distintos de la CMF, por ejemplo, el Departamento de Cooperativas o el Servicio de empresas públicas, exigen que las entidades que operan bajo su supervisión como ente regulador deben estar registradas en la CMF, ello como garantía de cumplir con ciertos requisitos asociados a la calidad del trabajo y cumplimiento de las normas de auditoria.

Chile, a diferencia de otros países tales como Peru o Mexico, no obliga a las empresas ser auditadas y no hay claridad respecto del por qué ello no es exigible.

Nuestro país tiene una economía abierta al mundo y contar con estados financieros auditados representa una ventaja para atraer inversiones y hacer negocios. De este modo, avanzar en esta dirección (al exigir la presentación de estados financieros auditados) partiendo tal vez por exigir a todas las medianas y grandes empresas con una facturación superior a UF 100.000 a que sean auditadas. Esto podría además realizarse con fines del cumplimiento tributario.

Contáctanos para recibir una auditoría que ayudará tu negocio.

una auditoría es necesaria para mantener la integridad y bienestar de la empresa
Don Luis Landa Contador Auditor, Managing Partner de ARTLChile Auditores Chile SpA

Este artículo ha sido escrito por Don Luis Landa, Contador Auditor, Managing Partner de ARTLChile Auditores Chile SpA, en colaboración a la alianza Edig-ARTL

0
    0
    Tu carrito
    tu carro esta vacío Regresa a la tienda
      Calculate Shipping