250 mil empleos se perderían con el proyecto laboral de Vallejo

250 mil empleos se perderían con el proyecto laboral de Vallejo

Un agitado ambiente es el que se respira dentro del Gobierno debido al debate que ha generado el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales y con el cual se diagnostica una pérdida de 250 mil empleos.

Quien se pronunció en esta oportunidad desde el Palacio de La Moneda fue el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, asegurando que de aprobarse la iniciativa presentada por la parlamentaria Camilla Vallejo en el Congreso, podría provocar la pérdida de cientos de miles de trabajos.

En su declaración, el secretario de Estado agregó que la clave de la reforma está en la flexibilidad y gradualidad. “Un proyecto que busca de golpe reducir de 45 a 40 horas con más de un 11 por ciento de aumento de los costos laborales, en las estimaciones el efecto estaría en torno a los 250 mil empleos que se perderían”.

Asimismo y ante la preocupación de implementarse la ley, el Gobierno puso suma urgencia al proyecto de adaptabilidad laboral el cual plantea reducir la jornada a 41 horas, permitiendo que los mismos trabajadores puedan acordar una mayor flexibilidad sobre el horario de trabajo.

“Nosotros vamos a proteger el empleo, vamos a proteger también a la familia en sus distintas dimensiones, pero una dimensión es el tiempo necesario para gozar de la familia, los amigos, el esparcimiento y otra dimensión es cuidar el empleo. Creo que ambas deben ir juntas, eso es lo responsable de hacer”, concluyó el titular de Hacienda.

 

¿En qué se diferencian ambos proyectos?

Propuesta del Gobierno

Reducción de la jornada laboral de 45 a 41 horas semanales.

Flexibilidad en el horario.

El trabajador tendrá la opción de convenir su distribución de horario.

Objetivo de cuatro días de trabajo y tres de descanso.

Se aplicará gradualmente y se otorgará mayor énfasis a las pymes.

Según la estimación del Ministro del Trabajo, el proyecto generará entre 250 mil empleos a 350 mil.

 
Propuesta de la parlamentaria Camila Vallejo

Reducción de la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales.

Mantener la estructura horaria del sistema actual.

El trabajador no tendrá la opción de convenir la distribución de su horario.

Mantiene los cinco días de trabajo semanales.

Se aplicará de forma inmediata, a excepción de las pymes que deberán cumplir con una gradualidad de tres años.

Según un estudio realizado por economistas del centro de estudios OPES en 2017, se espera que esta iniciativa genere de 200 a 300 mil nuevos empleos.

Un 74% de los chilenos aprueba la idea de reducir la jornada laboral

Un 74% de los chilenos aprueba la idea de reducir la jornada laboral

A pesar de la oposición del los empresarios por aprobar el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, este lunes se dio a conocer los resultados de la encuesta realizada por la Plaza Pública Cadem, la cual arrojó un 74% de aprobación por parte de los chilenos.

Según los datos conformes a esta medición, solo el 22% de las personas encuestadas manifestó su desconformidad con dicho plan presentado por la diputada del Partido Comunista (PC), Camila Vallejo.

De acuerdo a los efectos que pretende mejorar este proyecto de reducir la jornada laboral, un 86% confía en que se logrará una mejoría sobre el tiempo libre de los trabajadores, y un 72% cree que estimulará a la productividad.

A pesar de que un 95% de las personas reconociera haber escuchado sobre esta reforma, se logró contemplar que el número de apoyo fue inferior a un 70% en el grupo etario mayor a los 55 años (62%), dueñas de casa (69%) y jubilados (61%).

 

Futuro monetario incierto

Está claro que para los chilenos ambas partes de la moneda generan expectativas. Por una parte está la esperanza, y por la otra un futuro económico lleno de dudas.

Es así como lo demuestran las cifras, donde un 47% espera un golpe negativo al bolsillo en cuanto a remuneraciones se trata, y un 45% confía en que los resultados serán más alentadores a medida que este plan vaya evolucionando.

Otros que no esperan una situación positiva son los directivos de distintos gremios, quienes han manifestado su desconformidad argumentando que la propuesta es desfavorable para la productividad, asegurando que aumentarán los costos de producción para cubrir los tiempos de trabajo.

La medida de este análisis fue ejecutada entre el 1 y 2 de agosto a 708 personas en 189 comunas del país, presentando un margen de error de 3,7 puntos porcentuales  y un 95% de confianza, según señaló Cadem.

 

Aprueban proyecto que busca disminuir la jornada laboral

Aprueban proyecto que busca disminuir la jornada laboral

Este miércoles se aprobó la idea de legislar el proyecto que busca disminuir la jornada laboral actual de 45 a 40 horas semanales.

Desde la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados, la iniciativa impulsada por la diputada Camila Vallejo y Karol Cariola fue aprobada con siete votos a favor y seis abstenciones.

Sin embargo la jornada no estuvo excenta de polémicas. Recordemos que la cita para abordar la propuesta de disminuir la jornada laboral estaba agendada para este martes, y por motivos declarados de “suma urgencia” no se puedo concretar.

Ante la situación, Vallejo no dudó en pronunciar su descontento, asegurando al oficialismo de dilatar la votación mediante maniobras, definiéndolo como un “triste espectátulo”.

 

 

¿Qué temas abordará el proyecto?

En cuanto a las aristas que se pretenden abordar en el proyecto, se incluye un modelo de 8 horas diarias si se distribuye en 5 días, o 6 horas 40 minutos diarias, si se utilizan 6 días.

Asimismo, el documento plantea la modificación de reglas del Código del Trabajo con el objetivo de disminuir la jornada laboral, y así lograr una mejor calidad de vida para los trabajadores del país.

“…reducir la cantidad de horas de trabajo semanal. Es una medida de relevancia que se complementa con la imperiosa tarea de acabar con el trabajo precarizado”.

Por otra parte y según consigna La Tercera, se busca “un aumento de la valoración real de la fuerza de trabajo de cada persona, traduciéndose en un mejoramiento de sus condiciones de vida y de desarrollo espiritual y material, lo que redunda en la búsqueda efectiva del bien común, todo lo cual está garantizado por la Constitución Política de la República en su artículo primero”.

Finalmente, el proyecto fija una normativa donde especifica que no amparará la disminución de las rentas actuales de los trabajadores beneficiados.

“Entrarán en vigencia al inicio del año calendario inmediatamente siguiente al que se publique en el Diario Oficial y, bajo ninguna circunstancia, podrán representar una disminución de las remuneraciones actuales de las trabajadoras y los trabajadores beneficiados”.