Tarde o temprano más de alguna empresa ha tenido la oportunidad de integrar a un estudiante en práctica dentro de su equipo. Muchas consultas que recibimos en Edig han sido para dejar en claro los requisitos para efectuar el contrato del estudiante de forma apropiada.

De acuerdo a lo señalado en el inciso 3 del artículo ocho del Código del Trabajo, la prestación de servicios de los estudiantes para dar cumplimiento al requisito de práctica profesional no da origen a un contrato de trabajo.

Bajo esta premisa, el estudiante debe cumplir con los estándares que le sugiere la institución correspondiente. Por lo tanto, en vez de generar un contrato de trabajo para justificar el cumplimiento de su servicio, se sugiere firmar un “convenio de práctica profesional”. Se presenta por las dependencias del estudiantado y describe de forma específica las horas de duración, los roles que cumplirá el alumno en la práctica y quién será el funcionario que estará a cargo de ser su guía durante ese periodo.

Por otra parte, para corroborar la necesidad de la práctica profesional, se debe pedir al estudiante el certificado formulado por el establecimiento educacional en donde especifica el desempeño de sus estudios, como también el tiempo de duración de este.

 

El deber de las empresas hacia los estudiantes en práctica

En base a lo estipulado por el mismo apartado 3 del artículo ocho del Código del Trabajo, las empresas tienen la responsabilidad de cumplir con la colación y la movilización del estudiante. También existe la opción de asignar un beneficio en dinero que compense sus prestaciones, pero sin constituir una remuneración para efectos legales.

Una empresa puede ser sancionada en el caso de no proporcionar al estudiante los elementos de protección requeridos en su trabajo. Éstos deben ser siempre considerados, como por ejemplo, una vestimenta de protección para la prevención de accidentes. Caso contrario, la Inspección del Trabajo tiene la potestad de sancionar con una multa establecida en el apartado 6 del artículo 76 de la Ley

Nº 16.744 debido a que la exposición de riesgo no cuenta con las medidas de prevención adecuadas. 

 

Algunas características que debes saber:
  • El mínimo de tiempo que puede exigir una facultad es de 200 horas y el máximo de extensión puede durar hasta 6 meses.
  • La mayoría de los universitarios en Chile deben realizar de forma obligatoria las prácticas en empresas como también en organismos públicos para obtener el título.
  • En algunas carreras el alumno debe haber aprobado todas sus materias anteriores para formalizar su práctica.
  • También existen otros programas que piden el 70% (puede variar) de cursada la carrera para poder hacer la pasantía.
  • El 20% de los estudiantes se queda trabajando en el lugar donde realizó la práctica profesional. ¡Considera esta oportunidad para que tu empresa pueda captar talentos! contrato del estudiante contrato del estudiante