Con una mayoría de 84 votos a favor y 64 en contra, se aprobó la idea de legislar el plan de Reforma a las Pensiones, por lo que ahora sería revisado por la Comisión de Trabajo.

Si bien esta reforma contempla una de las medidas más controversiales como el aumento del 10 al 14% para un ahorro previsional, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, explicó que el 4% no será destinado a las AFP, sino que a una cuenta de ahorro individual de cada trabajador chileno, financiado por los empleadores y administrado por un consejo o una institución pública.

Asimismo, el Mandatario aseguró que con este proyecto, el aumento será de un 40% en las pensiones. “Este es un esfuerzo muy grande, pero yo creo que es justo, que es necesario, y que es urgente, y se lo debemos a nuestros adultos mayores”. Expresó.

Según las proyecciones entregadas por el Gobierno, además de aumentar en un 23% las pensiones de las mujeres, cerca de 841 mil personas de la clase media y alrededor de 1.6 millones de los sectores más vulnerables en Chile se verían beneficiados. Por otra parte, el Presidente reconoció que con esta reforma el esfuerzo fiscal de la Reforma a las Pensiones es muy grande y que costará 3.500 millones de dólares “para mejorar la solidaridad del sistema más grande en la historia de nuestro país”.