Ante las opiniones contrapuestas que ha generado el proyecto presentado por la diputada Camila Vallejo de reducir la jornada laboral a 40 horas semanales, el Presidente Sebastián Piñera declaró que éste podría destruir entre 200 mil y 350 mil empleos.

Asimismo, el Mandatario quien calificó esta iniciativa como “polémica”, transparentó su apoyo al proyecto del Gobierno junto a las indicaciones para reducir la jornada laboral de 45 a 41 horas semanales.

“Nuestro proyecto de jornada laboral apunta a compatibilizar mejor estos tres elementos: trabajo, familia y tiempo libre, y, por eso, hemos planteado una reducción de jornada laboral que se haga con flexibilidad, para que permita aumentos de productividad y no dañe ni los empleos ni los salarios”, declaró en una entrevista con Pulso.

Por otra parte, también defendió los dichos del Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, que hacían referencia al desempleo que provocaría el proyecto del Partido Comunista.

 

Declaraciones

Ante la preocupación de reiterar la importancia del proyecto de flexibilidad laboral, el Presidente Sebastián Piñera manifestó que “siempre contempló una reducción de la jornada”, de manera gradual.

“Hablábamos de reducir la jornada de 195 a 180 horas mensuales, que es equivalente a reducir la jornada de 45 a 41 a la semana, y siempre dijimos que íbamos a hacerlo con flexibilidad, para que el aumento de la productividad permita que la menor jornada no perjudique ni los empleos ni los salarios, y con gradualidad, para permitir que todo el mundo se adapte”, detalló.

Tras ser consultado por lo que quedó en la opinión pública acerca del debate que inició el Partido Comunista, finalizó diciendo: “A mí lo que me importa no es quién pone o no la música, sino que Chile avance en la dirección correcta. La música la pusieron los votantes en 2017 al escoger el gobierno y la partitura está en el programa.