A pesar de la oposición del los empresarios por aprobar el proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, este lunes se dio a conocer los resultados de la encuesta realizada por la Plaza Pública Cadem, la cual arrojó un 74% de aprobación por parte de los chilenos.

Según los datos conformes a esta medición, solo el 22% de las personas encuestadas manifestó su desconformidad con dicho plan presentado por la diputada del Partido Comunista (PC), Camila Vallejo.

De acuerdo a los efectos que pretende mejorar este proyecto de reducir la jornada laboral, un 86% confía en que se logrará una mejoría sobre el tiempo libre de los trabajadores, y un 72% cree que estimulará a la productividad.

A pesar de que un 95% de las personas reconociera haber escuchado sobre esta reforma, se logró contemplar que el número de apoyo fue inferior a un 70% en el grupo etario mayor a los 55 años (62%), dueñas de casa (69%) y jubilados (61%).

 

Futuro monetario incierto

Está claro que para los chilenos ambas partes de la moneda generan expectativas. Por una parte está la esperanza, y por la otra un futuro económico lleno de dudas.

Es así como lo demuestran las cifras, donde un 47% espera un golpe negativo al bolsillo en cuanto a remuneraciones se trata, y un 45% confía en que los resultados serán más alentadores a medida que este plan vaya evolucionando.

Otros que no esperan una situación positiva son los directivos de distintos gremios, quienes han manifestado su desconformidad argumentando que la propuesta es desfavorable para la productividad, asegurando que aumentarán los costos de producción para cubrir los tiempos de trabajo.

La medida de este análisis fue ejecutada entre el 1 y 2 de agosto a 708 personas en 189 comunas del país, presentando un margen de error de 3,7 puntos porcentuales  y un 95% de confianza, según señaló Cadem.