Adaptarse a los tiempos modernos no ha sido tarea fácil, por lo mismo y bajo el Plan de Gestión de Cumplimiento Tributario 2019, el Servicio de Impuestos Internos (SII) incorporó el estudio de las nuevas tendencias de la economía digital. Este plan está enfocado principalmente a los influencers que utilizan las plataformas de redes sociales.

¿Qué es un “influencer”?

Este término es uno de los más populares dentro de la era del Social Media. Hablamos de personas naturales que tienen una influencia importante en redes sociales y que a través de su imagen logran protagonizar campañas publicitarias con el objetivo de lograr un público fidelizado.

Bajo ese contexto, esta semana comenzó el plan piloto por parte de las autoridades. La primera etapa pretende comprender la operación del negocio, investigar cómo va evolucionando el mercado y la adaptación de campañas publicitarias de productos o servicios. El compromiso es que las personas que utilicen estas redes sociales con fines lucrativos puedan incorporar dichos ingresos dentro de su declaración de renta.

¿Cómo será el criterio de selección?

De momento el análisis contemplará cuatro “categorías” de influencers: Instagrammers, Youtubers, Streammers y e-sporters. En cuanto al criterio de selección, el Servicio de Impuestos Internos ha puesto énfasis en 69 de los perfiles con alcances que cuentan con más de 100 mil seguidores.

Dentro de los posibles candidatos se encuentra Karol Lucero con 2.4 millones de seguidores, Pamela Díaz con 1.8 millones, Raquel Calderón con 1.3 millones y muchos más.

Asimismo, además de los números, entre los ejes principales se clasificará el nivel de publicidad en alto (o alto más), medio y bajo:
  • Alto: Al tener más de cinco marcas publicadas en las fotografías del perfil.
  • Alto más: Cuando las marcas asociadas son de alta gama o lujosas.
  • Medio: Al tener de 2 a 5 marcas en diferentes publicaciones.
  • Bajo: Cuando analiza una marca o sin marca publicitada.