Diversas propuestas han surgido ante la reforma tributaria. Lo cierto es que una de las más comentadas ha sido la discusión planteada por el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Alfonso Swett, quien manifestó incrementar los impuestos a las plataformas digitales como Netflix y Spotify en un 19%, aumentando el valor casi diez veces más de lo que se proyectaba en un comienzo.

De ese modo Swett espera que estos espacios que se entregan a través de un formato digital recaigan en la categoría de importación de servicios, y por otro lado, que el uso de plataformas tales como Alibaba y Amazon se reconozcan como importación de bienes. En cuanto a Airbnb y Uber, se considerarían como servicios profesionales.

De acuerdo a lo que especifica el plan de la reforma tributaria, impulsado en agosto de 2018 por el gobierno actual, “la tasa de este impuesto específico será de 10% aplicada sobre el valor pagado por los usuarios, sin deducción alguna a las personas o entidades domiciliadas o residentes en el extranjero que presten los servicios digitales de que trata este artículo”.

Por otro lado, en uno de los párrafos se esclarece que “en caso que los usuarios paguen los servicios digitales con dinero en efectivo, el Servicio de Impuestos Internos podrá girar y exigir el pago de este impuesto específico al contribuyente“.

Según Luis Urra, asesor del área tributaria de Edig, “esto significa una buena forma de recaudar tributos para el estado, sin elevar otros tipos de impuestos que ya se encuentran funcionando en el país y que al compararla con la tasa del IVA, se encontrarían en igualdad de tasas porcentual (19%). Con esto se producirá una situación de igualdad que hasta el momento provocaba debate entre los comerciantes o prestadores de servicios similares del país, puesto que se encontraban sin tributar por los ingresos obtenidos y debido a eso los montos cobrados a sus clientes eran más convenientes.”

Cabe mencionar que uno de los motivos por el que CPC sustenta este 9% adicional, tiene que ver con recaudar más de 200 millones de dólares adicionales.