Con 87 votos a favor, este jueves la Cámara dio el sí para legislar un plan de ley que permitiría establecer un aguinaldo del 50% de las remuneraciones mensuales, con el objetivo de otorgarlo como un derecho adquirido.

El proyecto impulsado por Raúl Soto, diputado de la Democracia Cristiana (DC), propone que los empleadores tendrán el deber de entregar a sus trabajadores aguinaldos de Fiestas Patrias y Navidad, respectivamente en los meses de septiembre y diciembre.

El diputado señaló que la expectativa de la fijación del monto, corresponda a una remuneración mensual anual, “pagadero en un 50% en cada ocasión, tomando como base la remuneración mensual del trabajador”. No obstante, la cantidad de este beneficio dependerá de la voluntad del empleador.

¿Beneficio o preocupación para las pymes?

Según José Miguel Martínez, experto en materias laborales de Edig, “…un aguinaldo anual equivalente a un sueldo bruto, pagado en dos cuotas (septiembre y diciembre) sería una buena medida para los trabajadores, pero hay que tener en cuenta que algunas empresas, especialmente las micro y las pequeñas, no están en condiciones de financiar un pago de esta naturaleza”.

Por otra parte, todavía se espera el pronunciamiento del ejecutivo y en particular del Ministerio del Trabajo para que esta iniciativa comience su proceso de legislación.